VITRINAS BLINDADAS

A pesar de que, solemos verlas en museos, joyerías o tiendas de antigüedades, no somos conscientes de que se trata de una vitrina blindada.

Quizás porque muchas personas ignoran lo que es, y otras porque no creen que lo sea.

Para empezar, debemos tener claro que, las vitrinas blindadas permiten la exhibición de productos de gran valor, pero sin correr el riesgo de robo o daño de los mismos.

Para ello, las vitrinas blindadas de alta seguridad, están compuestas por materiales de gran resistencia.

De hecho, sueles estar fabricadas en chapas de acero con varias capas, por lo que hablamos de un espesor de entre 2 y 4 mm.

Podemos decir que las vitrinas, se componen de dos partes:

  • Por un lado, se encuentra la parte de la exposición de los productos.

La misma está compuesta por vidrios de protección cuyo espesor es de, mínimo 15 mm, y los perfiles son de acero.

  • Por otro lado, tenemos la parte del almacenaje de los bienes. Esta parte consta de puertas y soportes blindados, cerraduras de seguridad.

E incluso, en algunas de ellas, podemos encontrar cierres especiales, tales como: paneles de código o cerraduras de llave antitaladro, entre otros.

Además, podemos elegir entre una gran variedad de diseños para las vitrinas, ya sean horizontales o verticales, y de cualquier tamaño.

Es más, no es de extrañar que, debido a los materiales empleados en su fabricación, las vitrinas tengan un peso bastante considerable, pudiendo sobrepasar los 200 kilos.

Sin embargo, el gran peso de las mismas, es a su vez, una medida de seguridad. Pues, difícilmente podrá un ladrón mover una vitrina tan pesada.

Pero, a pesar de las características más comunes y generales de estas vitrinas. Podemos elegir una vitrina según el nivel de seguridad, en cuanto al acristalamiento que posee.

El cual se analiza a través de 3 aspectos:

  • Antirrobo, para ello, existen 8 niveles de seguridad donde se determina la resistencia de los vidrios ante posibles robos o lanzamiento de objetos.
  • Antiagresión, donde se tiene en cuenta las diferentes escalas frente a ataques manuales.
  •  Antibala, respecto a la resistencia de los vidrios ante un ataque con arma corta. Para ello, se tiene en cuenta, tanto el calibre como el número de impactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *