Viajar seguro

¿Cómo viajar seguro?

Con la llegada del verano son muchos los que planean sus tan ansiadas vacaciones.

Actualmente, Internet es uno de los recursos principales para organizar nuestros viajes.

Ofertas increíbles, destinos deseables y alojamientos de escándalo, es imposible resistirse, sin embargo, debemos tomar una serie de precauciones.

En primer lugar, es de mucha ayuda contratar en sitios fiables, o que ya conozcas. Pero si no es así, podemos buscar el nombre del sitio web junto a las opiniones, guiándonos así de las experiencias previas de otros compradores.

No debemos fiarnos de lugares donde no aparezca un teléfono o email de contacto, además, debe constar una dirección física en algún lugar de España.

Debemos informarnos bien de si hay o no, gastos extras, tanto de gestión como de anulación, en caso de que tuviésemos que cancelar el viaje.

Asimismo, también tienes la opción de contratar un seguro de viaje. Aunque se trata de un servicio opcional, debes tener en cuenta sus ventajas.

Pues, un seguro de viajes cubre los imprevistos que puedan surgir durante la estancia.

Por ejemplo: cancelación del viaje, enfermedad, gastos médicos, repatriación, pérdida, demos o extravío del equipaje, así como robo o daños del mismo, la vuelta anticipada al hogar, responsabilidad civil de los percances causados a terceros, etc. Todo depende del seguro de viaje que contrates, ya que se trata de una decisión personal y debe adaptarse a las necesidades individuales.

Cuando hayas encontrado un buscador de viajes adecuado y el viaje que mejor se adapte a lo que buscas, llega la hora del pago.  Para ello te recomendamos evitar a toda costa, equipos y redes wifi públicas. Y es aconsejable utilizar pasarelas de pago que sean seguras, es decir, aquellas que empiezan por https://, junto a ellas encontrarás el símbolo de un candado.

Una vez realizada la reserva es de mucha utilidad guardar e imprimir todos los documentos, así como tener a mano el número de teléfono del sitio web o del representante que te haya atendido, durante la gestión. Así, será más fácil contactar ante cualquier duda o queja.