Ley de Protección de datos GDPR

Dentro de la ciberseguridad actual podemos enfocar la nueva Ley de Protección de Datos GDPR, que ha cambiado no sólo para las empresas sino también para los usuarios.

¿En qué consiste la nueva Ley de Protección de Datos?

En lo que respecta a los usuarios se recogen el derecho al olvido, el cual permite al usuario solicitar que sus datos sean eliminados de Internet.

Para ello se han recogido también una serie de supuestos tales como: cuando los datos hayan cumplido la finalidad para que la fueron recogidos y ya no sean necesarios.

Cuando se haya retirado el consentimiento para seguir utilizando los datos, por último, cuando se hayan obtenido los mismos de forma ilícita.

La normativa además contempla el derecho a la portabilidad, mediante el cual el usuario puede recuperar sus datos en un formato concreto, si están siendo utilizados de forma automatizada, y cederlos a otro responsable.

Pero el formato debe cumplir una serie de requisitos: debe estar estructurado, ser común y poderse leer. Aun así, solo se aplicará a datos aportados en cada web.

Por ejemplo, las redes sociales sólo estarán obligadas a entregarte los datos que les hayas facilitado como fecha de nacimiento, o ciudad de residencia, pero no los datos que hayas aportado de forma posterior.

Esta puede ser una buena medida para limitar el spam o el uso de cookies, garantizando así un mayor control de la publicidad.

Por otro lado, las empresas también sufrirán los cambios de esta nueva normativa, ya que tendrán que dar más pasos para recopilar, tratar y utilizar la información de los usuarios, necesitando un permiso explícito por parte de los mismos, siendo inequívoco, claro y distinguible frente a otros asuntos, además, si el usuario es menor de 16 años, el consentimiento debe ir acompañado de un permiso paterno.

Cabe añadir que la nueva normativa tiene la obligación de notificar a la autoridad supervisora, en el caso de España, la Agencia Española de Protección de Datos, en un plazo máximo de 72 horas cualquier incidencia, vulnerabilidad o ataque.

Esta puede ser una buena medida para limitar el spam o el uso de cookies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *