ERRORES QUE DESENCADENAN EN ROBO

Es cierto que, como suele decirse, “si ha de pasar, pasará”. Sin embargo, hay situaciones que podemos evitar.

E incluso, si no podemos evitarlas, quedarnos tranquilos sabiendo que estamos haciendo todo lo posible para que no ocurran.

En este caso, nos referimos a los robos. Los robos en los hogares son más frecuentes que en los negocios.

Esto no sebe a otra cosa, sino que, a los errores humanos que cometemos, especialmente, cuando no estamos en casa.

Aunque podemos no saber que lo que hacemos en un error que favorece la entrada de intrusos, debemos evitarlos y por eso, hemos hecho una lista de ellos.

En primer lugar, encontramos el error de no cerrar de forma correcta las puerta y ventanas.

Sí, puede parecer obvio que esto hay que hacerlo, pero se trata de un error más común de lo que creemos.

Ya sea, porque vamos a estar fuera de casa por poco tiempo, o eso pensamos, o bien porque dejamos abiertas las ventas de las plantas superiores abiertas.

Con las ventanas de las platas superiores, ocurre lo mismo que con los accesos que hay en las azoteas, que nunca creemos que sean capaces de entrar por ahí.

Pero, debemos tener en cuenta que, si quieren entrar, buscaran y encontraran la entrada, no seas tú quien les facilite el acceso.

Lo mismo pasa con las llaves que escondemos bajo el felpudo de la entrada, en las macetas, o bajo piedras, sí, sabemos dónde está tu llave de repuesto y los intrusos también.

Así como, dejar pistas obvias de que no estamos en casa, en este caso, por una larga temporada.

Por ejemplo, nos vamos de vacaciones dejamos todas las persianas cerradas al completo durante una semana.

Basta con que se trate de alguien observador, y se dará cuenta de este detalle tan obvio.

Pero, el mayor error que podemos cometer es no tener instalado un sistema de seguridad.

Nos dejamos llevar de la idea de que, nunca nos va a ocurrir a nosotros, pero siempre hay una primera vez.

Pero, como ya hemos dicho, si entran, que no sea porque no has tomado las medidas correctas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *