EL CONTROL DE ACCESO

En lo que respecta a la seguridad de los negocios, el control de acceso es uno de los métodos esenciales para poseer una seguridad efectiva.

Tanto en el ámbito de la videovigilancia, como en lo que se refiere a la intrusión.

De modo que, por un lado, garantiza un acceso fácil, seguro y ágil a las instalaciones.

Mientras que, por otro lado, impide el acceso a aquellas personas que no están autorizadas.

Por tanto, debemos entender que, la prioridad de este sistema es identificar de forma segura a las personas autorizadas y permitirles el acceso.

Esto puede hacerse, mediante IDS (Sistema de Identificación de Instrusos), compuestos por tarjetas, tags, llaves, etc. O través de un pin, o menos frecuente, por biometría.

Como podemos ver, son muchos y variados los sistemas utilizados para el control de acceso, cada uno con unas cualidades y ventajas diferentes.

En primer lugar, debemos dejar claro que, todos los sistemas citados anteriormente, poseen varias ventajas frente a las llaves comunes:

  • Existe una mayor dificultad para hacer una copia.
  • Pueden darse, quitarse o cambiar permisos, horarios, o calendarios, entre otros.
  • Se pueden restringir las zonas de acceso a un usuario en concreto.
  • Y, se pueden dar de baja en caso de pérdida, sin tener que cambiar el sistema de control de acceso.

No obstante, aunque poseen todas estas ventajas en común, podemos distinguir 3 tipos de control de acceso fundamentales, con sus habilidades y capacidades diferentes.

Por un lado, encontramos los sistemas autónomos, los cuales no necesitan una infraestructura o conectividad.

Esto se debe a que, el propio terminal dispone de memoria y de capacidad para gestionar los usuarios.

Sin embargo, estos sistemas no permiten administrar horarios, y cuenta con un máximo de 30 usuarios para controlar, por lo que, su nivel de seguridad es medio.

Por otro lado, tenemos los sistemas gestionados, estos sí disponen de una aplicación software para gestionar altas y bajas de usuarios, horarios y permisos.

Acepta hasta 2.000 usuarios, y con un coste ajustado, lo que significa que, combinándolo con videovigilancia, su nivel de seguridad es muy alto.

Y, por último, los sistemas corporativos, que ofrecen una completa aplicación web, con todo tipo de funciones, y permite gestionar todo tipo de control de accesos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *