CÓMO FUNCIONA UN DETECTOR DE ROTURA DE CRISTAL

En la actualidad, existen distintos sistemas antirrobo, todos muy variados y con características y elementos diferentes, pero un único objetivo: proteger.

Por lo general, las puertas y ventanas, son los principales accesos de entradas para los intrusos.

Es por eso, que es lo primero que se intenta proteger, existe un sistema conocido como, contacto magnético.

Consta de dos piezas magnéticas situadas en la puerta o ventana, cuando estas están cerradas existe magnetismo entre las dos piezas.

Pero, cuando se abren, se rompe el magnetismo y como respuesta dispara el sistema de alarma.

Sin embargo, ¿qué ocurre si en lugar de abrir la ventana rompen el cristal de la misma?

Pues, para ello, existe el detector de rotura de cristal.

Como podemos intuir por su nombre, se trata de un detector diseñado para protegernos ante una intrusión que se produzca rompiendo un cristal.

El mecanismo de los detectores de rotura de cristal puede activar la alarma de dos formas distintas:

  • Mediante la captación de un sonido.
  • O, con un cambio de presión en el propio cristal.

A través de la captación de un sonido, se realizaría gracias a la incorporación de un micrófono especial.

Dicho micrófono está diseñado específicamente para captar la frecuencia que caracteriza a rotura de un cristal.

Y, una vez detectado el ruido, activa la alarma.

En cuanto al cambio de presión, el detector de rotura de cristal incorpora un sensor sensible al cambio de presión en el cristal instalado.

La combinación de un detector que conste de captación de sonido y cambio de presión, daría lugar a un sistema de protección infalible.

Especialmente, para los negocios, ya que, el método de entrada más común es la rotura de los cristales del escaparate.

Pero, es igual de útil en una vivienda, aún más si en la misma hay mucha zona acristalada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *